Adora Svitak, considerada niña prodigio, dice que el mundo necesita pensar de forma "infantil": ideas audaces, creatividad libre y sobre todo optimismo. Los niños grandes merecen grandes expectativas, dice ella. Los adultos pueden aprender de los niños tanto como para enseñar.

Comment