Graffiti y Street Art han servido a menudo para incrementar la brecha de incomprensión entre jóvenes y mayores, LATA 65, una organización de arte en Lisboa, Portugal, está trabajando para cambiar eso.

LATA 65 trabaja para destruir estereotipos de edad y forma a personas de la tercera edad en artistas callejeros, proporcionándoles latas de pintura en aerosol, máscaras y guantes, y la búsqueda de aquellos lugares libres en la ciudad para etiquetar y pintar!

Todo comienza con talleres, donde los estudiantes aprenden sobre la historia del Street art y llegan a crear sus propias plantillas. Después encuentran bardas en decadencia de la ciudad para llevar sus stencils y aplicarlos.

El objetivo de la organización es conectar las generaciones mayores y jóvenes a través del arte, ayudar a estos nuevos artistas en el arte contemporáneo, pero sobre todo, crear una oportunidad para que se diviertan.

Fotos cortesía de boredpanda.com

Comment