Todos buscamos la fórmula de la felicidad, y esta necesidad surge por el simple hecho de ser felices. Desafortunadamente no existe la clave que te lleve a la felicidad, el único camino es una consciencia de nuestras emociones, de nuestras acciones y nuestras creencias. A partir de la conciencia llega la decisión de ser feliz.

Construye el ThinkCube sobre la Inteligencia Emocional con tus hijos y ¡decide ser feliz!

Comment